miércoles, 10 de febrero de 2016

Sobre los contenidos de la asignatura: alimentarnos y digerir bien para estar felices


Querida familia, dada la perplejidad que imagino que a algunos suscita el tipo de fluir que utilizamos en el desarrollo de las clases. Frente a la preocupación por los contenidos y para un mejor aprovechamiento, aunque yo os veo utilizar vuestros cuadernos de bitácoras en clase, os animo a que no dejéis de apuntar los asuntos que vayan surgiendo en nuestra hoja de ruta. Estos servirán para que profundicéis después en vuestros blogs. Podrán ser motivo de retroalimentación para volver sobre los temas que consideremos más importantes, a profundizar y mejor disfrutarlos.
Así nuestro proceso de aula estará verdaderamente vivo, teoría-práctica-respiración-emoción-pálpito
La creatividad no puede crecer que en un terreno bien regado.
Yo tengo mi propio cuaderno donde apunto a posteriori las cosas más importantes que pasaron y subrayo los temas abordados, algunos con la sensación de que volveremos a ellos, por la importancia que tienen:
Así es la educación artística desde la interdisciplinariedad, la cultura visual, la producción de sentido y la educación emocional.
Mirad algunos asuntos que voy apuntando:
  • Conocernos, cultivar el mundo interior.
  • Mirar al otro a los ojos, ponerle verdadera atención. Sentir que lo que expresa también me identifica.
  • Las pesadillas, los malos sueños que traen importantes mensajes, la forma en que compartimos este imaginario.
  • Los miedos, frenos y ayudantes en el vivir (alertas del instinto).
  • Antídotos. El poder de la imagen en la construcción de estos conceptos. Objetos-imagen.
  • Lo que dio de sí un taller en un aula de doctorado y el trabajo con los miedos y las amenazas.
  • Decidir hacer un atrapa-miedos gracias a lo que los niños de cinco años inventaron tras un proceso importante en que trabajaron con sus propios sustos.
  • El mundo símbolo y el ritual encarnado en las performances (y vamos paseando por varias desde las mías posbolonias, a Marina Abramovich, Nieves Correa, Mónica Aranegui...). Vemos que la performance se une a la vida, porque hablamos de abrazos y aparece Mónica, hablamos de dolor de amor (el peor el que produce el psicópata) y aparece Marina.
  • El poder de la relajación y las visualizaciones, experimentamos dejar salir el humo negro y llenarnos de luz y energía positiva.
  • El problema del mal y su presencia en la escuela (el bulling y el caso del niño que se ha suicidado), la psicopatía, la no- empatía, en la vida social y en la vida íntima.
  • El mandala como imagen del centro, figura mágica y protectora, poderosa.
  • El fluir unido al trabajo creativo, cuando el tiempo se pasa volando en una clase.
  • La máscara social, el producto del ego, miríada de subproductos, el ego onírico y sus tantas máscaras.
  • ¿Qué es un disfraz?
  • El poder de hacer asamblea y disfrutarlo dos veces si es posible, cada clase.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada